30 nov. 2016

Bruselas apuesta por facilitar el autoconsumo para impulsar las energías renovables


La directiva de energías renovables reconoce el derecho de los consumidores a generar, almacenar y vender su propia electricidad sin restricciones indebidas, así como a ser remunerados de forma justa por la electricidad que inyectan en la red. Además de hacerlo de forma individual, la norma incluye el derecho a organizarse en comunidades también para generar y vender la electricidad generada.

El objetivo de este nuevo marco legal impulsado por el Ejecutivo comunitario es permitir la "igualdad de condiciones" para todas las tecnologías "sin perjudicar el clima o los objetivos energéticos". Bruselas asegura que esta directiva garantizará que las energías renovables pueden participar "de pleno" en el mercado de electricidad.