21 nov. 2016

El autoconsumo como herramienta para erradicar la pobreza energética

El Observatorio Crítico de la Energía, el think tank del Circulo 3E (Economía, Ecología y Energía) de Podemos ha analizado qué se está haciendo para dar solución a la pobreza energética en Alemania, en el estado de California (EEUU) y en Chipre y demostrar así que también en España también es posible erradicarla.

Y todas las flechas apuntan al autoconsumo. Más concretamente al autoconsumo compartido sin olvidar las ayudas estatales para su instalación. En el caso de Alemania, la Energiewende, el proceso de transformación del modelo energético desde 2011, ha permitido que la potencia fotovoltaica instalada sea ocho veces mayor en España, el país del sol, y parte de ella es gracias al desarrollo del autoconsumo.

Según el informe, ‘Un autoconsumo que democratice el sistema eléctrico‘, el país germano lidera el crecimiento solar fotovoltaico en Europa y mucho tuvo que ver que “entre 1990 y 1995 se desarrolló el programa de los ‘1.000 tejados solares’. El éxito de este primer programa propició su ampliación mediante el programa de los ‘100.000 tejados solares’, entre 1999 y 2003”, pero el impulso definitivo fue una ley en el año 2000 “que garantizaba una retribución fija por la energía vertida a la red y reconocía el derecho de cobro durante 20 años” y además, “las instalaciones con potencia comprendida entre 10 kW y 1 MW solo pueden cobrar FiT por el 90% de la electricidad que generen. En otras palabras, deben auto-consumir al menos el 10% de su producción eléctrica”.

Esto ha provocado que comunidades de vecinos, municipios y mancomunidades se hayan apuntado al autoconsumo compartido. “La participación ciudadana es a menudo señalada como uno de los principales factores que han permitido el éxito de la transición energética en Alemania. De toda la potencia renovable que había instalada en Alemania en 2012, el 47% estaba en manos de ciudadanos y cooperativas”, señala el estudio.


Las opciones existen y, según el informe, cualquiera de todas ellas se podrían poner en marcha en nuestro país derogando el RD 900/2015 aprobado ahora hace un año y modificando “aquellos artículos en la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico que suponen, de facto, un freno insalvable para el desarrollo del autoconsumo”.