19 dic. 2016

Rescatando autopistas... a oscuras

La asociación de consumidores Facua ha difundido un duro comunicado en el que denuncia "que el Ejecutivo vuelva a priorizar la salvaguarda de los intereses de bancos y constructoras frente a las necesidades más básicas de la mayoría de los ciudadanos".

Facua responde así a las declaraciones del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que ha venido a apuntar que el Estado rescatará las ocho autopistas que se encuentran en situación de quiebra. La asociación de consumidores y otra veintena de organizaciones de la sociedad civil han impulsado el manifiesto nomascortesdeluz.org, al que se han adherido varios partidos y numerosos colectivos locales, que han convocado concentraciones y manifestaciones pasado mañana en 40 ciudades de todo el Estado (aquí están todas).

Facua-Consumidores en Acción critica "que el Gobierno dé por hecha la nacionalización de las autopistas en quiebra y vuelva a socializar las pérdidas de las empresas que no han sabido gestionarlas". Según la secretaria general de la asociación, Olga Ruiz, "mientras el Ejecutivo evita aprobar medidas que eviten los cortes de luz a las familias más vulnerables sí asume que nacionalizará una deuda multimillonaria para rescatar, una vez más, a bancos y constructoras, que están detrás de la gestión de las autopistas quebradas".

Según la asociación, la quiebra es responsabilidad de los bancos -Santander, Bankia, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Banco Popular- y de las constructoras implicadas. La asociación señala en ese sentido que la culpable del fracaso de esas inversiones no ha sido la ciudadanía. Los responsables de la quiebra -apuntan desde Facua- han sido esos bancos y constructoras, que impulsaron la construcción de esas infraestructuras, bancos y constructoras que sobreestimaron por una parte el tráfico que iban a registrar esas vías, mientras por la otra subestimaban los costes derivados de las expropiaciones de los terrenos que atraviesan las vías y de obras inesperadas.