1 mar. 2017

El autoconsumo, a 90 días vista

Podemos, y el Partido Socialista, y la derecha catalana (Partit Demòcrata Català, antes Convergència i Unió), y Ciudadanos, y Unión del Pueblo Navarro, y Esquerra Republicana de Catalunya, y el Partido Nacionalista Vasco... Todos los partidos políticos del arco parlamentario han vuelto a escenificar hoy su acuerdo total en lo que se refiere al fomento del autoconsumo. Lo han hecho en el Congreso, donde han registrado, esta mañana, una Proposición de Ley para el Fomento del Autoconsumo Eléctrico. 

La Proposición de Ley de Autoconsumo que hoy han presentado esos partidos en el Congreso reconoce a los ciudadanos y ciudadanas de España "el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin ningún tipo de cargo" (o sea, que dice no al impuesto al sol). La futurible Ley dice no a esa tasa "por considerar que la energía autoconsumida instantáneamente o almacenada en baterías y autoconsumida con posterioridad no debe contribuir adicionalmente a sufragar los costes del sistema eléctrico, ya que en ningún momento se hace uso de la red eléctrica". En la misma línea, esa Proposición recoge explícitamente la supresión del Registro Administrativo de autoconsumo, "cuya razón de ser era la necesidad de control de la energía autoconsumida y que supondría ahora una carga administrativa injustificable".

Ah, y quieren que el Gobierno dicte "cuantas disposiciones reglamentarias sean precisas para el desarrollo y ejecución de lo dispuesto en la presente Ley en un plazo máximo de tres meses desde su entrada en vigor". 90 días.
A continuación, algunas de las medidas clave incluidas en la Proposición de Ley


1.- El reconocimiento al derecho a autoconsumir energía eléctrica sin ningún tipo de cargo, ya que en ningún momento se hace uso de la red eléctrica. Se trata, pues, de equiparar el tratamiento del autoconsumo al de cualquier otra medida de ahorro o eficiencia energética;

2.- Se habilita la posibilidad de que varios consumidores compartan instalación de autoconsumo, lo que se considera imprescindible para que el autoconsumo pueda desarrollarse en el ámbito urbano doméstico y contribuir a la lucha contra la pobreza energética;

3.- Simplifica la tramitación administrativa especialmente para las instalaciones pequeñas y que no inyectan electricidad a la red eléctrica para las que bastará una notificación;



4.- Adapta el régimen sancionador en lo referente al autoconsumo al verdadero impacto del mismo en el sector eléctrico evitando así las multas multimillonarias para los pequeños autoconsumidores que establece la actual ley del Sector Eléctrico de diciembre de 2013.

5.- Balance neto; "Sin perjuicio de lo anterior -continúan los partidos-, reglamentariamente podrán desarrollarse mecanismos de compensación simplificada entre déficits de los autoconsumidores y excedentes de sus instalaciones de producción asociadas, que en todo caso estarán limitados a potencias de éstas no superiores a 100 kW". O sea, que todos los grupos parlamentarios de la nación -excepto el Grupo Popular- apuestan por el balance neto.