26 feb. 2017

Alemania soterrará 300.000m3 de residuos nucleares por 3.400 millones de €

El problema de qué hacer con los residuos nucleares es una cuestión muy debatida desde que se pusieron en marcha los primeros reactores nucleares hace más de 60 años. Algunos de los elementos radiactivos producidos en reactores nucleares tardan décadas en desaparecer. Otros – como el plutonio-239, neptunio-237 y yodo-219 – pueden persistir durante miles de años. Para muchos, enterrándolos bajo tierra en recipientes seguros es probablemente la mejor opción.


Se estima que la Oficina alemana de Protección Radiológica – una agencia del gobierno – se está gastando más de 3.400 millones de euros en convertir Konrad en un cementerio y llevar los residuos hasta allí y si se retrasa su puesta en marcha solo serviría para aumentar esa suma.

El pueblo de Bleckenstedt se encuentra a dos minutos en coche de la entrada principal de Konrad. Hay bidones de color amarillo brillante, pintados para parecerse a bidones de material radiactivo, al lado de la carretera y en los jardines de la gente. Es sólo la manera elegida por cerca de 600 vecinos del pueblo que muestran su oposición a la transformación de la mina en un vertedero de residuos nucleares.