3 feb. 2017

China avanza hacia un futuro sin carbón

El gobierno chino está tomando medidas drásticas para reducir el uso del carbón, del que es todavía muy dependiente, y para incrementar la aportación de las renovables, según ha quedado establecido en su último Plan Quinquenal 2016-2020. Así, ha cancelado 104 plantas de carbón que estaban planeadas y que suman una capacidad total de 120GW. La mitad de ellas ya estaban en construcción.

El carbón representó un 64% de la energía primaria en 2015.

Por el contrario, la proporción de energías renovables, en las que invertirá 342.000 millones de euros, crecerá hasta superar el 15%, y la de gas natural alcanzará el 10%. El plan también promete una reducción del 18% de las emisiones de dióxido de carbono por unidad del PIB para el año 2020, en comparación con el nivel de 2015.



El gobierno chino está tomando rápidas medidas para tratar de atajar la gravísima contaminación que sufre el norte del país y que ha provocado que se activen alertas rojas en más de 20 ciudades en el comienzo del año. El consumo de carbon durante el invierno es el principal responsable del smog en las ciudades.