29 mar. 2018

José Blanco: La nueva directiva europea sobre renovables evitará que se grave con ‘el impuesto al sol’

La nueva directiva europea sobre energías renovables, que previsiblemente se aprobará a lo largo de 2018, evitará que los países puedan fijar gravámenes al autoconsumo como el llamado “impuesto al sol” español, según ha asegurado el eurodiputado socialista José Blanco.



Además, queda regulado que un ciudadano pueda verter a la red la energía generada por él y no consumida y que tenga compensación por ello.

Según ha dicho, el autoconsumo es una de las principales apuestas de este texto, que ha calificado como “más ambicioso” que el que elaboró la Comisión Europea y refuerza los mecanismos para que no haya posibilidad de gravarlo, “pese al empeño increíble del gobierno de España”.

Ha indicado que si se cumple el calendario, esta nueva directiva entrará en vigor el 1 de enero de 2021 y todos los países deberán tener transpuesta la normativa a su legislación porque es de obligado cumplimiento y si no lo hacen tendrán sanciones.

El eurodiputado socialista ha destacado la importancia del carácter vinculante que se propone en esta directiva que “no es solo un paquete legislativo” para regular o marcar objetivos, sino que se movilizará una “cantidad ingente” de recursos económicos y generación de empleo.

Ha recordado que esta propuesta se fija para 2030 una cuota de producción de energías renovables del 35%, que Blanco considera posible debido a la caída de los costes “tan espectacular” de los últimos tres años.

Blanco recordó que de momento España tiene que cumplir con la actual Directiva, que establece un 20% de energías renovables para el año 2020, y que aún está lejos de ese objetivo. "Y si no se cumple habrá penalización porque es una Directiva de obligado cumplimiento", concluyó.

España se encuentra a 2,7 puntos porcentuales. Según el Gobierno, con las renovables adjudicadas en las subastas España se quedará rozando el 20% de objetivo. Algunos expertos ponen en solfa esto, ya que no creen que se puedan instalar todas las instalaciones en los dos próximos años, sobre todo la eólica.

Así, esperan que España incumpla el objetivo para 2020 y que sea un año después cuando se alcance la cuota del 20%.