25 abr. 2018

Aplicar en los colegios arquitectura energéticamente eficiente mejora el aprendizaje y la salud


El colegio Carmelitas-Sagrado Corazón Ikastetxea, de Vitoria, se encuentra inmerso en la rehabilitación total de sus instalaciones bajo criterios Passivhaus, uno de los estándares más exigentes en edificación energéticamente eficiente. El proyecto, que comenzó en 2013 y se prevé finalice entre los años 2020 y 2021, apuesta por entornos luminosos, sin contaminación acústica y con los niveles de oxígeno, temperatura y humedad óptimos para el mejor funcionamiento del cerebro humano.

Adelina Uriarte, presidenta de la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP), señala que este proyecto, el primero de estas características en España, debería extenderse: "Desde PEP creemos que las escuelas infantiles y los colegios son los primeros edificios en los que se debe actuar, promoviendo su rehabilitación o edificación bajo estándar Passivhaus". 

"La mayor parte de sus usuarios, los niños, son especialmente sensibles a su entorno. Además de garantizarles las condiciones óptimas para su crecimiento y aprendizaje con un entorno saludable y energéticamente eficiente es fundamental que conozcan las claves para materializar ese entorno y sus ventajas. Todo lo que un alumno aprende influye en el resto de ámbitos en que interactúa; todo lo que vive, lo interioriza. Ellos son el futuro y, sin duda, el mejor elemento multiplicador de una sociedad hacia la sostenibilidad energética”, añade