18 may. 2018

España podría paliar su sequía si utilizara más solar y fotovoltaica

España se encuentra entre las 30 naciones del mundo que pueden tener un abastecimiento eléctrico más seguro sin arriesgar sus reservas hídricas según un informe del World Resources Institute (WRI).

La mayoría de las formas de generar energía consumen agua, ya sea para enfriar el vapor de las plantas termoeléctricas o las turbinas de las centrales hidroeléctricas, y la demanda mundial de agua y electricidad continuará aumentando en las próximas décadas. Si bien el crecimiento es bueno para la economía, supone también un desafío para las que tienen escasas reservas de agua y que deben administrar sus limitados recursos hídricos.

La generación de energía a partir de energía solar fotovoltaica y eólica es limpia y requiere poco o ningún uso de agua. Estas formas renovables de energía pueden ayudar a los países a satisfacer su creciente demanda de electricidad sin agregar emisiones de carbono o consumir agua, lo cual podría ser particularmente beneficioso en países donde la población, la agricultura y las industrias compiten por los escasos suministros de agua.

El World Resources Institute (WRI) ha creado una lista completa de todos los países con alto “estrés hídrico” y su potencial de energía solar y eólica promedio. Entre los principales países con estrés hídrico y mayor potencial de energía solar se encuentra España, que figura en el puesto 36 de la clasificación.