19 ene. 2017

Cuando a los matones se les deja a su antojo

Joan Baldoví, portavoz de Compromís en el Congreso de los Diputados ha dicho hoy que las eléctricas se comportan como “matones de barrio”. Y que parece que “chulean a los ciudadanos”. El precio de la electricidad bate récords día a día y el ministro Nadal reconoce que “el gas es carísimo” y que está esperando a las renovables como agua de mayo. Partidos políticos y movimientos ciudadanos claman por una reforma global del sistema eléctrico.

Enero de 2017 puede atragantársele al ministro de Energía, Álvaro Nadal, que hoy ha tenido que salir a dar la cara porque los precios de la electricidad están desbocados: 85,79 euros MWh en el pool. La luz ha subido en solo dos días un 11%, alcanzando máximos desde diciembre de 2013. Y el ministro, lejos de dar buenas noticias, ha avisado de que la cosa va a peor. Mañana, de hecho, subirá otro 2,5%.

El propio Nadal ha reconocido que la culpa es de lo “carísimo” que es el gas natural. Pero que nadie se lleve a engaño. El ministro sigue siendo el mismo. Su propuesta para tratar de reducir el precio de la electricidad es incrementar la competencia en el sector del gas. Así, dice, bajará el precio del gas y, por tanto, de la luz. Sobre incrementar el peso de las renovables en el mix energético y reducir el de los combustibles fósiles, nada de nada.