12 ene. 2017

China lideró en 2016 la inversión mundial en renovables

Un nuevo informe del Institute for Energy Economics and Financial Analysis (IEEFA) pone de relieve que el país asiático no solo lidera la inversión doméstica en energías renovables sino la mundial. En 2016, incrementó un 60% sus inversiones en energías limpias en el extranjero, hasta alcanzar la cifra de 32.000 millones de dólares.



Todo ello hace que los investigadores del IEEFA se muestren convencidos de que China ampliará su dominio mundial de las energías renovables, sobre todo a medida que entren en juego las nuevas políticas energéticas prometidas por Donal Trump en ESUU. Tim Buckley cree, incluso, que Estados Unidos muy probablemente se volverá menos competitivo económicamente si la administración del nuevo presidente termina haciendo realidad su intención de frenar “una transición energética que está ganando impulso en todo el mundo”.

Algunos datos

• China instalará el 36% de toda la capacidad mundial de generación con energía hidroeléctrica en el periodo 2015-2021. También instalará el 40% de toda la energía eólica mundial y el 36% del total de energía solar en este mismo período.
• Cinco de las seis mayores empresas de fabricación de módulos solares del mundo en 2016 están en China.
• En eólica, la china Goldwind superó a Vestas en 2015 y se convirtió en el mayor fabricante de aerogeneradores a nivel mundial.
• China posee cinco de las diez principales empresas mundiales que fabrican turbinas eólicas.
• La china Tianqi Lithium es ya el mayor fabricante mundial de iones de litio. El liderazgo y control del gigante asiático en este sector ha llevado a que las empresas chinas controlen actualmente el 90% de a minería y el 72% del procesamiento de los elementos raros.

• State Grid Corp of China (SGCC) es la mayor empresa eléctrica del mundo, con más de 1,9 millones de empleados y unas ventas anuales de 330.000 millones de dólares.

China paraliza 104 plantas de carbón que estaba construyendo y eso es una noticia sensacional para el medioambiente;

El gobierno chino acaba de cancelar 104 proyectos de nuevas plantas de carbón. Para que nos hagamos una idea, la capacidad total de producción de ese centenar de proyectos hubiera rondado los 120 gigavatios (equivalente a un tercio de la producción de carbón de Estados Unidos).

Está claro que es un movimiento muy potente contra el cambio climático. Y es una jugada a largo plazo. Porque China está apostando muy fuerte por liderar la transición energética y conseguir que escenas como las de Pekín asaltado por la bruma no se vuelvan a repetir.