18 ene. 2017

Nuevo informe de IRENA sobre renovables, descarbonización y acceso universal a la energía

La publicación afirma que la energía solar fotovoltaica crecerá más rápido en términos de capacidad y rendimiento y que la aparición de nuevas formas de almacenar la electricidad será un elemento de cambio. Al respecto, IRENA estima que la batería de almacenamiento de electricidad podría aumentar desde menos de 1 GW, que es lo que registra a día de hoy a 250 GW en 2030.

El informe también señala que las instalaciones aisladas proporcionan electricidad a aproximadamente 90 millones de personas en todo el mundo. Capacitan a las personas, son rentables y pueden ser instaladas de forma modular.

De hecho, el informe “Repensar la Energía” describe cómo las soluciones fuera de la red pueden proporcionar acceso a la energía moderna para cientos de millones de personas que no lo tienen y alcanzar los objetivos de desarrollo.

“Lograr el acceso universal a la electricidad en 2030 nos obliga a aumentar la generación de energía mundial y casi el 60 por ciento de ésta tendrá que obtenerse a partir de soluciones independientes y miniredes“, dijo Amin.


Tal y como señaló, “cumplir este objetivo con instalaciones aisladas renovables depende de la combinación adecuada de políticas, financiación, tecnología y capacidad institucional. Introducir los cambios necesarios y acelerar el despliegue permitirá a los países hacer frente a los problemas mundiales en sostenibilidad, educación, igualdad de género, salud, agua y alimentos“.