18 may. 2019

El PNIEC de Teresa Ribera, el más ambicioso de toda la UE

El único país europeo que aprueba su borrador de PNIEC es España y se sitúa en la cabeza de la ambición de objetivos respecto a sus vecinos. Así de contundente ha sido el informe “Planing for Net Zero” presentado por European Climate Foundation, donde se hace una comparativa de los 28 Planes de Energía y Clima de todos los países miembros de la Unión Europea. Le siguen, pero a gran distancia, Francia, Grecia y Suecia.

En general, la sensación es bastante desoladora. “Quiero destacar lo mal que lo han hecho en general, varían trágicamente en su longitud, desde las 90 páginas de unos hasta las 300 de otros, en los temas a tratar y en el detalle”, ha señalado David López Morales, Associate, Energy Systems and Governance en European Climate Foundation, “y mientras esperamos que la Regulación de Gobernanza examine a los países miembros y les diga cómo están haciendo sus deberes en materia energética, nosotros hemos hecho nuestros propios análisis”.


Las plantas fotovoltaicas serán más baratas que el gas natural en casi todo el mundo en 2023

Los días en que las nuevas plantas de gas sigan siendo competitivas frente a los proyectos solares a gran escala están tocando a su fin. Pero el aumento de las subastas competitivas de energías renovables significa que será difícil obtener ganancias, incluso en un mercado en expansión.

“Para 2023, creemos que la energía solar será más barata que el gas en casi todo el mundo“, dijo Tom Heggarty, analista de energía solar de Wood Mackenzie Power & Renewables, en la Cumbre GTM Solar en Phoenix.

Las nuevas plantas de gas de ciclo combinado siguen siendo competitivas con la nueva energía solar a gran escala en muchos mercados grandes, desde China hasta el Reino Unido y Corea del Sur. Pero eso empezará a dejar de ocurrir a principios de 2020, ya que los costos de los equipos continúan cayendo y las subastas competitivas proliferan, dijo Heggarty.

15 may. 2019

Paso atrás para alcanzar el Acuerdo de París: se estanca la inversión en energías limpias mientras aumenta la de los combustibles fósiles

Según la Agencia Internacional de Energía, la inversión en energía se estabilizó en 2018, terminando con tres años consecutivos de caídas, ya que el gasto de capital en el suministro de petróleo, gas y carbón se recuperó, mientras que la inversión se estancó en eficiencia energética y renovables.

El informe World Energy Investment 2019 señala un desajuste cada vez mayor entre las tendencias actuales y lo que se debería invertir para cumplir con el Acuerdo de París y otros objetivos de desarrollo sostenible. Es decir, se necesita invertir mucho más en energías limpias para lograr los objetivos de reducción de emisiones.

La inversión global en energía superó más de 1.8 billones de dólares en 2018, un nivel similar al de 2017. Por tercer año consecutivo, el sector eléctrico atrajo más inversiones que la industria del petróleo y el gas. El mayor salto en la inversión total de energía se produjo en los Estados Unidos, donde se vio impulsado por un mayor gasto en el suministro ascendente, en particular del esquisto, pero también en las redes eléctricas. El aumento redujo la brecha entre Estados Unidos y China, que sigue siendo el mayor destino de inversión del mundo.

“Las tendencias actuales de inversión muestran la necesidad de decisiones más audaces para que el sistema de energía sea más sostenible”, dijo el Dr. Birol. “El liderazgo de la gobernanza es fundamental para reducir los riesgos para los inversores en los sectores emergentes que necesitan con urgencia más capital para que el mundo vaya por el buen camino”.

O cambia la tendencia o el Acuerdo de París se quedará en papel mojado

14 may. 2019

Imagine if trees gave free wifi...


Los subsidios a los combustibles fósiles siguen creciendo y ya alcanzan los 5,2 billones de dólares en el mundo

Un nuevo análisis encargado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) demuestra que los subsidios mundiales a los combustibles fósiles continúan creciendo, a pesar de la creciente urgencia de la necesidad de descarbonizar la economía mundial.



El documento de trabajo preparado por el Departamento de Asuntos Fiscales del FMI estimó que, en 2017, los subsidios globales a los combustibles fósiles aumentaron a 5,2 billones de dólares, lo que representa el 6,5% del PIB mundial.



China es el país que recibe más subsidios a los combustibles fósiles, estimados en el informe del FMI en un total de 1,4 billones de dólares en 2015. A continuación figuran Estados Unidos, con 649.000 millones de dólares en ayudas; Rusia, con 551.000 millones, y la UE, con 289.000 millones.


El FMI señala que la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles tendría importantes beneficios económicos, incluida la mejora de los resultados presupuestarios de los gobiernos. Los beneficios netos de eliminar los subsidios a los combustibles fósiles ascenderían al 1,7 por ciento del PIB mundial.

La creciente evidencia de grupos como el FMI y la AIE muestra que los subsidios a los combustibles fósiles son un obstáculo importante para la economía mundial, y que los costos reales de su uso son una carga para la sociedad en general.

“Yes, the planet got destroyed. But for a beautiful moment in time
we created a lot of value for shareholders”
Récord peligroso: La concentración de CO2 en la atmósfera alcanza los 415 ppm por primera vez desde hace 3 millones de años

El fuerte aumento puede parecer algo que nadie podría haber predicho, pero hace 37 años un grupo de científicos de Exxon estaban apostando con dinero por ello. Exxon sabía cómo sería nuestro futuro.

Fue algo que Exxon enterró en documentos internos cuando la empresa comenzó a cuestionar la ciencia del clima en un esfuerzo por preservar sus intereses.

Los autoconsumidores que viertan su excedente ya pueden saber cuál será su precio: REE inicia su publicación diaria

Red Eléctrica de España (REE), como operador del sistema eléctrico nacional, ha iniciado en la web del operador del sistema eSiosla publicación diaria del precio por megavatio-hora (MWh) con el que se compensará a los autoconsumidores que viertan a la red la energía excedentaria.


Para ello, el usuario ha de tener un contrato de tarifa regulada o Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) con una comercializadora de referencia y estar acogido al mecanismo de compensación simplificada definida en el Real Decreto 244/2019 del 5 de abril por el cual se recompensa con una reducción de su factura de electricidad al autoconsumidor que integre su energía generada y no consumida en la red.

Ésta es una de las medidas aprobadas por el Ministerio para la Transición Ecológica que pretende impulsar las tecnologías de autoconsumo y de generación distribuida de origen renovable, reducir las emisiones de CO2a la atmósfera asociadas a la generación de electricidad y servir como herramienta para alcanzar los retos de descarbonización y lucha contra el cambio climático.

Este precio, con el que se compensará a los autoconsumidores, es el resultado de restar al precio medio horario (basado en el resultado del mercado diario e intradiario para cada hora del día) el coste de los desvíos. Para el cálculo de este valor no se tienen en cuenta los peajes de acceso. De esta manera, los autoconsumidores que viertan el excedente de generación renovable en la red, obtendrán una reducción sobre su factura de electricidad.


13 may. 2019

Un nuevo nicho de negocio está a punto de aparecer: la gestión del autoconsumo dinámico


El Gobierno está trabajando en una normativa para que se pueda poner en marcha otra modalidad, el ‘autoconsumo dinámico‘. Es una pata más para el desarrollo de las comunidades locales de energía, un concepto que según explicó Joan Herrera, director general del IDAE, durante la presentación del informe La energía flexible, “responde a una necesidad de electrificar la economía y apostar por la eficiencia energética que va más allá del ámbito de las viviendas o de la edificación en general, responde al intercambio local de electricidad”.

Para ello es necesario que el Ministerio de Transición Ecológica apruebe una orden ministerial que lo permita, tal y como señala el RD de autoconsumo, en su Diposición Quinta del Anexo I: “se modificará el Anexo I para desarrollar los mecanismos y requisitos que resulten necesarios para permitir la implementación de coeficientes de reparto dinámicos para el autoconsumo colectivo o asociado a una instalación a través de la red“.

Según González, ya existen experiencias en otros países con autoconsumo compartido dinámico, como es el caso de Francia. “En nuestro país vecino se está utilizando blockchain para conocer la trazabilidad de cada uno de los consumos y poder hacer el cálculo de lo que le corresponde a cada uno de los titulares de la instalación”.

El Gobierno tiene en su mano abrir la puerta a un nicho de mercado que podría no ser exclusivo de las distribuidoras.

El autoconsumo dinámico es el cóctel perfecto que combina eficiencia energética y generación renovable en edificios. No solo aprovecha al máximo la generación sino que además el excedente se puede distribuir en función de las necesidades de demanda de los participantes, lo que le sobra a uno puede necesitarlo otro. En definitiva, optimizar el uso de la energía y maximizar la rentabilidad de la instalación.

11 may. 2019

Quien tiene un tejado tiene un tesoro

La agencia internacional de energía renovables IRENA ha publicado su hoja de ruta para 2050. Estiman que la demanda de electricidad en el mundo será el doble que la actual y que el 85% se producirá con energías renovables. En un Foro de Economía del Agua que organizamos en la Universidad de Alcalá invitamos al Nobel Mohan Munasinghe y afirmó que, si China y la India replicaran el modelo energético de los países desarrollados, consumiríamos tres veces el planeta.

Producir un megavatio de fotovoltaica en España cuesta unos 30 euros, un 40% inferior al precio del mercado. En Francia y Alemania 40 euros y en Reino Unido 60. Es la primera vez desde la revolución industrial en el siglo XVIII que España tiene una energía abundante y mucho más barata que sus socios europeos. La inversión privada en España en autoconsumo será brutal en el próximo lustro. Cada año importamos unos 40.000 millones de petróleo y gas. Si conseguimos reducirlo a la mitad sería un 2% del PIB en superávit exterior estructural todos los años. Al ser inversión privada supondría un mayor poder adquisitivo para las familias y mayores márgenes para las empresas que se traducirá en más empleo y mejores salarios.

Todos los partidos apoyan el autoconsumo y las energías renovables en sus programas. Los políticos pueden acelerar el proceso poniendo placas en los edificios públicos; cambiando subvenciones para pobreza energética por placas; y aprobando deducciones de IBI para favorecer la inversión privada, reducir la contaminación y hacer nuestras ciudades más habitables. Y poniendo a nuestros mejores ingenieros e investigadores a competir con los chinos para que en España haya una industria del sol.


A los españoles nos ha tocado la lotería, aunque aún no somos conscientes.

1 may. 2019

El arreón al autoconsumo abre un debate sobre la propiedad de la red eléctrica

El impulso al autoconsumo de electricidad y en especial al autoconsumo compartido ha abierto nuevas oportunidades para las grandes compañías de electricidad. Todas ellas preparan ofertas para captar clientes. Pero, al mismo tiempo, avanza el debate sobre el papel que debe tener la iniciativa pública, sobre todo los ayuntamientos, en el desarrollo, la responsabilidad -y la propiedad- de la red de baja tensión. Es la que debe dar servicio a las necesidades de los nuevos productores y consumidores.

Las compañías tradicionales reclaman rentabilidades del 7% para mantener la calidad de la red. Estiman que deberán invertir 7.000 millones de euros hasta 2030 para canalizar las necesidades de las renovables y del autoconsumo. Eso sólo en la red de baja tensión que durante décadas interesó poco a las grandes empresas porque era más cara que rentable.

Ahora son otros tiempos. Se imponen otros modos de consumo y lo que antes era una carga para el negocio, ahora es importante.

Por eso hay debate. Expertos en energía como Javier García Breva (N2E) consideran que la actividad de autoconsumo debe estar abierta a la competencia y para ello, las redes de baja tensión deberían estar en manos de las corporaciones locales. Las Directivas europeas de renovables (UE 2018/2001 y UE 2018/844) y de eficiencia energética de edificios aluden constantemente al papel destacado que deben tener las autoridades regionales y locales en el nuevo sistema eléctrico.

Unidas Podemos se mueve en esa dirección. La formación de Pablo Iglesias ha presentado iniciativas en el Congreso para que los municipios, mancomunidades y asociaciones de municipios puedan constituir sociedades públicas municipales para la gestión de la red de distribución. En ciudades como Barcelona o Cádiz se han puesto en marcha comercializadoras públicas de energía.

En los países más desarrollados, lo habitual es que el Estado participe en el negocio. Estados Unidos, Francia, Holanda, Suecia, Italia, Suiza o Japón son buenos ejemplos. En 2018, la OCDE revisó el panorama internacional y concluyó que 32 de las 50 mayores empresas del sectoreléctrico a nivel mundial tienen participación pública.

En España el debate se anima más porque las asociaciones de renovables recuerdan que las grandes eléctricas cobraron en su día a los promotores de proyectos para autorizar su acceso y conexión a la red. El promotor pagaba y la eléctrica se quedaba con la propiedad de las infraestructuras. Por ello ven adecuado que los municipios den un paso adelante para asumir la propiedad de las redes por las que debe discurrir el cambio del sistema energético. (Ver más >)