31 may. 2018

El precio de las baterías cae un 79% en siete años e impulsará las ventas de coches eléctricos hasta el 55% del mercado mundial en 2040

La electrificación del transporte por carretera se acelerará en la segunda mitad de la década de 2020, gracias a la fuerte caída de los costes de las baterías de ion-litio, cuyos precios se han derrumbado un 79%, desde los 1.000 dólares por kWh que costaban en 2010 a 209 dólares por kWh en 2017. Si a ello se une la fabricación a gran escala, las ventas mundiales de automóviles eléctricos alcanzarán un a cuota de mercado del 28%, y las de autobuses eléctricos del 84%, de sus respectivos mercados en 2030.

El último pronóstico a largo plazo de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) estima que las ventas de vehículos eléctricos (VE) van a pasar de una cifra récord de 1,1 millones en todo el mundo el año pasado a 11 millones en 2025, y luego a 30 millones en 2030, al conseguir aventajar en costes a los coches de motor de combustión interna (ICE). China liderará esta transición, con ventas que representarán casi el 50% del mercado mundial de vehículos eléctricos en 2025 y el 39% en 2030.


Según el último informe Electric Vehicle Outlook de BNEF, se espera que la cantidad de coches de vehículos de combustión interna vendidos al año (gasolina o diésel) comience a disminuir a mediados de la década de 2020, ya que los vehículos eléctricos competirán fuertemente en su mercado. En 2040, se proyecta que las ventas de vehículos eléctricos alcancen los 60 millones de unidades, lo que equivale al 55% del mercado mundial de vehículos ligeros. Los automóviles de “movilidad compartida” serán un elemento pequeño pero creciente (ver más abajo).

El avance de los autobuses eléctricos será incluso más rápido que el de los coches eléctricos.