22 jul. 2018

Los autobuses eléctricos tienen menos emisiones que los diésel o los modelos a gas, incluso aunque obtengan su energía de fuentes fósiles


La versión diésel tiene de media un consumo de 58l a los 100Km. La variante a gas prácticamente las mismas cifras, mientras que la eléctrica tiene un consumo medio de 125 kWh a los 100km. Para lograr que un autobús convencional lograse la misma cifra de emisiones que un eléctrico alimentado por fuentes no renovables tendría que rebajar su consumo hasta 19l a los 100Km (en los estados con más mix de renovables; 6,36l a los 100km).

La conclusión del estudio es que a pesar de recibir menos atención mediática, y menos inversión, los autobuses eléctricos tienen un enorme potencial para la reducción de emisiones. Y eso en plena fase de expansión de las fuentes de energía renovables, que permitirán disparar la sostenibilidad de esta tecnología en el futuro.