25 jul. 2018

La nuclear no levanta cabeza

La central nuclear de Vandellós, otra vez parada por problemas técnicos


Vandellós II ha vuelto a parar por problemas técnicos. Lo ha hecho apenas unas horas después de haberse reconectado a la red. La central tuvo que parar máquinas el pasado 2 de marzo por una incidencia que la mantuvo fuera de servicio durante diez semanas. A la reparación siguió el proceso de recarga (por lo que la parada continuó hasta el pasado 20 de julio, cuando este proceso concluyó). La central se conectó a la red eléctrica ese día, a las 22.09 horas, pero el día 21 detectó un nuevo problema técnico y, por fin, ayer decidió parar.

El reactor EPR retrasa su puesta en marcha otro año y aumenta los costes hasta 10.900 millones.

El reactor nuclear de nueva generación que la eléctrica francesa EDF construye en Flamanville, en la costa de Normandía, sufrirá un retraso suplementario para su entrada en servicio a causa de problemas detectados en unas soldaduras, lo que acarreará sobrecostes.

En un comunicado publicado este miércoles, EDF admitió que el cargamento de combustible se ha aplazado hasta el cuarto trimestre de 2019, cuando en la última programación su puesta en activo estaba prevista para finales de este año.

La empresa subrayó que sus equipos y sus socios industriales están “plenamente movilizados”, que continúan las actividades de montaje y de pruebas, y que el inicio de las pruebas “en caliente” será “antes de finales de 2018”.

En cualquier caso, el objetivo del costo de la construcción se incrementa de 10.500 a 10.900 millones de euros. Una cifra que triplica con creces el que se había contemplado al lanzamiento del proyecto, cuando se dijo que costaría 3.300 millones.
.

Desmantelar las centrales nucleares costará 14.248,23 millones

En el balance sobre la rentabilidad económica de las nucleares con frecuencia se olvidan gastos tan importantes como los que supone el desmantelamiento de las centrales, que pueden superar el coste de su construcción. Además, están los importantes desembolsos relacionados con la minería, fabricación de concentrados, enriquecimiento del uranio, fabricación del combustible nuclear o la gestión de los residuos radiactivos.