18 jun. 2018

El 'dieselgate' por el que han arrestado al jefe de Audi supuso toneladas extra de polución y miles de muertes prematuras

La detención de Rupert Stadler devuelve a la actualidad el fraude de las emisiones que ha tenido una mayor factura ambiental, de salud y para las arcas públicas.

Las trampas en las pruebas se tradujo en más contaminación que conllevó hasta 5.000 muertes prematuras al año en Europa y al empobrecimiento de las aguas.

El escándalo ha escamoteado miles de millones en impuestos a vehículos que se calculaban según el grado de emisiones: mas impuestos a los que más contaminan.

El 90% de las muertes prematuras son por patologías cardíacas o respiratorias asociadas a las microparticulas de las que que "los dióxidos de nitrógeno [que emanan sobre todo de los de gasoil] son el principal precursor", explica el IIAS. El investigador jefe del estudio aseguró que esos fallecimientos "podrían haber sido evitados si se hubieran respetado los límites para los diésel también en circulación real".


Además, la mayor contaminación atmosférica por nitrógeno está detrás de la eutrofización ambiental. Este proceso hace que las aguas superficiales tengan un exceso de nutrientes lo que deriva en un batería de daños ecológicos como la pérdida de oxígeno, la proliferación de toxinas o la caída de la calidad del agua, según informaba el Ministerio de Medio Ambiente. El exceso de NO2 por el dieselgate ha provocado un 50% más de eutrofización en Europa.

Los costes sanitarios derivados de la contaminación atmosférica suponen un 3,5% del PIB español