5 dic. 2016

El coste de las baterías se reducirá en un 50% en los próximos dos años


Uno de los elementos básicos para un cambio de modelo energético es el desarrollo y uso masivo de las baterías. El almacenamiento de la energía es el Santo Grial para la revolución del vehículo eléctrico o para asentar definitivamente la fotovoltaica y otras renovables como fuente principal del mix energético. Sin embargo, su todavía alto coste frena el esperado acelerón.


Por eso es importante saber cuál es el potencial de reducción de costes de las baterías a medio plazo. La AIE, en su informe Global EV Outlook 2016, señala que desde 2008 el coste de las baterías se ha divido por cuatro, mientras que la densidad de las mismas -para almacenar energía- se ha multiplicado por cinco. IAE estima que el precio de las baterías se reducirá un 50% en los próximos 2 años impulsadas por la demanda de los vehículos eléctricos.


“La fotovoltaica necesitará del almacenamiento energético y existe un gran potencial de reducción de costes de las baterías, su trayectoria se empieza a parecerse a la de los paneles”, confirma Patricio Peral, director de Desarrollo de Negocio de Albufera Energy Storage, en un debate organizado en el III Foro Solar de UNEF.