8 feb. 2017

Rapapolvo de Bruselas a España por sus excesivas subvenciones a los combustibles fósiles

El pasado lunes la Comisión Europea dio a conocer un informe, país por país, sobre las políticas medioambientales que están llevando a cabo. Un informe en el que España no sale muy bien parada ya que Bruselas invita a España a que aumente la fiscalidad verde en materias como el transporte y la energía.



Pero es que en dicho informe, cabe destacar el rapapolvo que una vez más Bruselas da a España por sus excesivas subvenciones. Ahora le toca el turno a los combustibles fósiles.

“España todavía subvenciona los combustibles fósiles, el carbón local, los automóviles de empresa y el gasóleo con respecto a la gasolina”, dice el informe de la Comisión.

En el informe, Bruselas señala a España como uno de los países que más subvenciona de toda la Unión Europea. “España es uno de los Estados miembros que más uso hace de las subvenciones a los combustibles fósiles”, dice Bruselas basándose en un informe de la OCDE.


“España no cuenta con una estrategia global para eliminar las subvenciones nocivas para el medio ambiente, aunque su abandono puede ofrecer ventajas económicas, sociales y medioambientales, permitir una mayor competitividad y contribuir a la consolidación presupuestaria. Es importante garantizar que los tipos impositivos de la energía sean más uniformes en todos los combustibles y usos, y que el sistema tributario no favorezca indebidamente las soluciones basadas en los combustibles fósiles”, afirma la Comisión.