5 feb. 2017

COCHE ELÉCTRICO: AHORRO Y EMPLEO

La Electrificación del Transporte en España reducirá emisiones, ahorrará 20.000 Millones y generará 200.000 empleos.



La electrificación del transporte implica una reducción del consumo de energía primaria del 60% comparado con gasóleo o gasolina. Es decir, un coche eléctrico consume el 40% de la energía consumida por un coche convencional, a igualdad de prestaciones. Por lo tanto, tiene una segunda virtud: Reduce la factura de importación de hidrocarburos para automoción en un 60%... Solo esto debería ser suficiente!

Pero eso no es todo desde el punto de vista económico-estratégico: La sustitución del parque de casi 30 millones de coches diesel y gasolina por electricidad renovable podría suponer una reducción a CERO, de las importaciones de hidrocarburos para automoción con unos 20.000 Mill anuales de ahorro.

250.000 empleos de calidad permanentes (ingenieros, mecánicos, electricistas, para el diseño, fabricación, montaje y mantenimiento de turbinas, paneles solares, plantas geotérmicas, líneas de transmisión, etc. etc. de la electricidad renovable necesaria para mover esos 30 millones de coches).

Necesitamos un Ministerio de Energía que mire al futuro de la energía en su totalidad. No uno obsesionado con mantener el statu quo de las eléctricas.

Obviamente, eso no va a ocurrir mañana, como suelen objetar mis amigos negacionistas. No hace falta que ocurra mañana. Pero sí hace falta que mañana se aprueben las leyes que sienten las bases para que el cambio empiece pasado-mañana, de modo que, en 2020 haya un 5% de coche eléctricos. En 2025, haya un 20%. En 2030, un 50% y en 2035, no se permita la matriculación de coches contaminantes. Y que, en 2040 (o en 2050), no se pueda circular con coches que emitan CO2.

En estas dos o tres décadas se pueden resolver todos los problemas que ahora vemos a los coches de emisiones CERO (eléctricos, de pila de hidrógeno,...): Autonomía, precio, redes de recarga, puntos de carga en casas nuevas y viejas, autoproducción y almacenamiento doméstico, generación renovable de la electricidad, gestión de la intermitencia,...

Si, llegado 2040, hay un 10-20% de necesidad de respaldo con energías convencionales, pues que lo haya. Pero estaremos a un 10-20% de distancia del objetivo de 100% energía sin emisiones.

Necesitamos un Ministerio de Energía que mire al futuro de la energía en su totalidad. No uno obsesionado con mantener el statu quo de las eléctricas.