9 jun. 2017

La lucha contra el cambio climático podría elevar el PIB mundial casi un 5%

La OCDE ha publicado un informe en el que se asegura que la integración de las medidas contra el cambio climático en las agendas económicas puede tener efectos positivos sobre el crecimiento a medio y largo plazo. 


El documento calcula que si se tienen en cuenta los beneficios económicos de frenar el calentamiento global, el incremento del PIB podría rozar el 5% para 2050.

Según el estudio, con las políticas e incentivos adecuados, “principalmente reformas fiscales y estructurales sólidas combinadas con una política climática coherente”, los gobiernos “pueden general crecimiento que reducirá de forma significativa los riesgos del cambio climático, a la vez que se logran beneficios en términos de crecimiento a corto plazo, empleo y salud”. Para la OCDE, un “factor crítico” en este ámbito es la inversión en “infraestructura moderna, inteligente y limpia en la próxima década”.

En este sentido, el documento de la OCDE sostiene que la inversión en infraestructuras limpias (respeten el limite máximo de dos grados de subida fijado en Paris), supondría un desembolso de 6,9 billones de dólares hasta 2030, tan sólo un 10% superior a la alternativa del carbón y el petróleo, y supondría unas ganancias anuales de 1,7 billones de dólares. 



Por el contrario, si no se toman medidas antes de 2025, el PIB del G20 (estos países concentran el 85% del PIB mundial y el 80% de las emisiones de CO2) perderá de media un 2% de crecimiento, además de incrementar el coste y la urgencia en la aplicación de las medidas, lo que podría derivar en “disrupciones” económicas.

A report by World Wildlife Fund (WWF) states that supplying the world with 95 per cent renewable sources by 2050 will not only reduce 80 per cent of GHG emissions from the energy sector but also save four trillion euros annually.