16 jun. 2017

La energía solar y la eólica ‘enterrarán’ al carbón mucho antes de lo que se piensa

La energía solar, que ha sido tan costosa que solo tenía sentido económico en las naves espaciales, se está abaratando a un ritmo tan rápido que va a dejar fuera de juego a las plantas de carbón e incluso de gas mucho antes de lo que se preveía hasta ahora.

Esa es la conclusión del informe New Energy Outlook 2017 publicado por Bloomberg New Energy Finance (BNEF) sobre la evolución de los mercados de electricidad y combustible hasta 2040. El grupo de investigación estima que la solar ya rivaliza con el coste de las nuevas centrales eléctricas de carbón en Alemania y EEUU, y en 2021 lo hará también en los mercados de rápido crecimiento como China e India.



El escenario sugiere que la energía verde está echando raíces más rápidamente de lo anticipaba la mayoría de los expertos. Esto significaría que la contaminación mundial por dióxido de carbono provocada por los combustibles fósiles puede disminuir después de 2026, en contraste con el pronóstico central de la Agencia Internacional de la Energía AIE), que ve las emisiones en constante aumento en las próximas décadas.

“Los costes de las nuevas tecnologías están cayendo de tal manera que es más una cuestión de tiempo que si,” dijo Seb Henbest, investigador de BNEF en Londres y autor principal del informe.

Los autores del informen resumen el futuro energético mundial en estas 10 claves:

  1. La eólica y la solar dominarán el futuro de la electricidad.
  2. El desafío de la energía solar al carbón se generaliza.
  3. Los costes de la eólica terrestre caen rápido, y los de la eólica marina, más rápido aún.
  4. China e India liderarán la inversión en energía.
  5. El almacenamiento y la flexibilidad reforzarán el alcance de las energías renovables. 
  6. Los vehículos eléctricos impulsarán el uso de electricidad. 
  7. El amor por la energía solar crece entre los propietarios de viviendas.
  8. El carbón alcanza el punto de no retorno.
  9. El gas es un combustible de transición, pero no en la forma en que la mayoría de la gente piensa.
  10. El pico mundial de emisiones del sector eléctrico se alcanzará en 2027.
Los datos sugieren que la eólica y la solar se están convirtiendo rápidamente en las principales fuentes de electricidad, dejando a un lado la percepción de que son demasiado caras para competir con los combustibles tradicionales. Para el año 2040, eólica y solar supondrán casi la mitad de la capacidad instalada de generación en el mundo, frente a sólo el 12% actual, y representarán el 34% de toda la energía generada, en comparación con el 5% actual, concluye  BNEF.