24 mar. 2018

Barcelona presenta su estrategia de movilidad con el objetivo de alcanzar 24.000 turismos, 24.000 motocicletas, 800 taxis y 100 autobuses


El Ayuntamiento de Barcelona trabaja para impulsar la movilidad eléctrica, con el objetivo de que en 2024 el 80% de la flota municipal sea eléctrica, contar con 100 autobuses con esta tecnología y que en la ciudad haya 24.000 turismos, 24.000 motocicletas y 800 taxis eléctricos, según la Estrategia por la Movilidad Eléctrica 2018-2024.

La concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, ha presentado este miércoles en rueda de prensa esta estrategia, que pretende acercarse a estos objetivos de forma evolutiva y adaptada a los cambios sociales, económicos y del mercado energético, con medidas vinculadas al ámbito regulativo y a políticas públicas.

La estrategia fija una fase inicial de dos años hasta 2020, cuando pretende que el 50% de la flota municipal sea eléctrica, contar con 25 autobuses y 200 taxis totalmente eléctricos, y que el parque de vehículos privados tenga 6.000 turismos y 6.000 motocicletas con esta tecnología, ha detallado junto al gerente de Movilidad, Manuel Valdés.

En cuanto a los vehículos privados, el Ayuntamiento prevé impulsar medidas centradas en concienciar a la ciudadanía sobre las ventajas de los eléctricos, y trabajará para instar al Gobierno central para ofrecer subvenciones a vehículos de energías alternativas y para modificar el impuesto de circulación, entre otras medidas.

Valdés ha señalado que la evolución del vehículo eléctrico no depende sólo de las administraciones, sino especialmente de la industria, y ha señalado que han aumentado en los últimos años en la ciudad, donde los vehículos matriculados entre 2014 y 2017 crecieron un 0,9%, mientras que las matriculaciones de eléctricos lo hicieron un 65%, con un "ritmo infinitamente más grande".