2 abr. 2017

Trump niega el cambio climático mientras Nueva York vive el boom de la energía solar

A pesar de que no son buenos tiempos en EEUU para los que luchan contra el cambio climático, la ciudad empieza a ver los excelentes resultados de sus políticas ambientales.


La falta de incentivos hace que la soleada Florida tenga pocos paneles de energía solar mientras que en Nueva York su instalación ha aumentado un 800%.

Sitios como Nueva York , Massachusetts y California reconocen los beneficios medioambientales y la creación de empleos que genera la energía solar. En este momento, son más los estadounidenses que trabajan instalando y manteniendo paneles solares que los que trabajan en los sectores del petróleo y el gas juntos.

Puede que los estados del noreste de Estados Unidos no estén tan bañados por el sol como Florida, pero tienen una ambición por la energía solar que empalidece al estado del sur. Esto se debe no sólo a los precios que se pagan por la energía eléctrica sino también a la preocupación por el cambio climático. Mientras que el gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, ha dicho que el aumento de las temperaturas le está costando al estado "no sólo muchos dólares sino también vidas", se dice que el gobernador de Florida, Rick Scott, le ha prohibido a todos sus funcionarios públicos pronunciar las palabras "cambio climático".

Una ciudad generosa y beneficios fiscales, sumados al desplome del coste de la energía solar, están empezando a dejar beneficios en la ciudad de Nueva York, donde están apareciendo cada vez más paneles solares en azoteas del Bronx y de Brooklyn.