12 mar. 2018

El Gas Natural tiene un poder de calentamiento global 86 veces superior al del CO2

Aunque con frecuencia se pinta al gas como el nuevo amigo del clima y el perfecto compañero de las renovables, este argumento difícilmente se tiene en pie. El gas no deja de ser un combustible fósil cuya extracción y uso contribuye al cambio climático. Aunque en su combustión emite menos CO2 que el carbón, durante su extracción y transporte se libera metano, componente principal del gas fósil y que tiene un poder de calentamiento global 86 veces superior al del CO2 en la atmósfera durante los primeros 20 años de vida. El profesor Robert Howarth de la universidad de Cornell ha llegado a concluir que el shale gas o gas de esquisto contribuye más al cambio climático que el carbón. Debemos de abandonar las huidas hacia adelante cuando hablamos de cambio climático. Los mejores amigos de las renovables son la eficiencia energética, el autoconsumo y la descentralización.


Malgastar los recursos públicos en más combustibles fósiles es muy cuestionable y debemos emplear todos nuestros esfuerzos en transición energética.