23 mar. 2018

Smart Cities: ¿Estamos preparados para la movilidad urbana inteligente?


Taxis robotizados que te llevan al hotel sin preguntarte si viajas por placer o por negocios, coches compartidos por completos desconocidos para ir a la oficina o hileras de automóviles que circulan por las autovías formando un tren de carretera inteligente sin emitir un gramo de CO2 y compartiendo información sobre el estado de la vía... Son algunas de las situaciones que llegarán muy pronto a las 'Smart Cities' (ciudades inteligentes) con la nueva movilidad eléctrica y responsable, que según nos cuenta Iberdrola en un interesante infográfico, promete cambiarlo todo, incluso nuestra forma de pensar.

Durante medio siglo hemos usado nuestro automóvil de forma privada. Si acaso, se lo hemos prestado ocasionalmente a algún familiar o amigo. Pero la congestión del tráfico y la contaminación de las grandes ciudades amenazan seriamente al medio ambiente y a nuestra calidad de vida. Nuestra cultura del transporte debe cambiar, y debe hacerlo ya.

El éxito de servicios compartidos anuncia la ola disruptiva que ya está llegando a los diferentes sistemas de transporte urbano. En los próximos años, el vehículo particular dará paso a nuevas formas de movilidad —públicas, privadas y compartidas— que hoy ni siquiera alcanzamos a imaginar. El coche eléctrico, la conducción automática, la digitalización y la economía colaborativa cambiarán profundamente la movilidad en las grandes ciudades.

Una ciudad inteligente está comprometida con la descongestión del tráfico y la reducción del impacto ambiental, las emisiones de CO2 y la contaminación acústica.